No es lo mismo (Nuevos vs. viejos fans de Michael Jackson)

https://i1.wp.com/i2.cdn.turner.com/cnn/2009/SHOWBIZ/Music/06/26/michael.jackson.moonwalk.london/art.moonwalk.cnn.jpg

A partir del 25 de Junio de 2009, debido a la gran publicidad y cobertura de la muerte de Michael Jackson, una oleada de amor y admiración por él resurgió. Posiblemente debido a que la mayoría de los comentarios en TV y los medio en general fueron positivos, y es que seamos honestos, ahora que el ídolo estaba muerto era más fácil -y vendible- alabar todas sus contribuciones que criticarlo.

Y desde entonces nace una oleada de nuevos “fans”. Debo admitir que en primera instancia fue agradable y placentero ver eso. Especialmente cuando se trataba de niños. Yo misma empecé a ser fan a una corta edad… y es que hay algo en la magia de Rey del Pop que atrae la atención de todas las personas, de todas las edades. Te impresiona.

Sin embargo también surgieron todo estos fans adolescentes a los que debo admitir, no soporto. Sé que no es completamente su culpa que no hayan sido expuestos al arte de Michael con anterioridad y que lo único que supieran de él es que todo mundo decía que era pedófilo. Aún así no los aguanto.

Un ejemplo de esto fue ir a ver la película de “This Is It” a los cines. Para mí fue una experiencia sumamente dura, pues yo pleaneaba ir a Londres a ver los conciertos en vivo. Era el sueño de mi vida. Tenía mis boletos de los conciertos, de avión, incluso el hotel reservado. Todo. Ahora tendría que conformarme con ver los ensayos de la gira en una pantalla de cine. Era triste y abrumador. Me preparé mentalmente semanas antes, sabiendo que indudablemente lloraría como Magdalena. Fue al cine un viernes, el día del estreno, saliendo del trabajo. Le tomé fotos a la marquesina, guardé mi boleto. Y esperando en la fila para entrar a la sala, ahí estaban: esos odiosos pubertos con fedoras y guantes de lentejuelas plateadas, riéndose y emocionados para entrar, mientras yo me moría por dentro.

Y es que, ¿cómo iban ellos a entender mi dolor?, ¿cómo iban ellos a entender la frustración?, ¿cómo si ellos no conocieron a Michael Jackson el artista, el hombre… sino sólo la leyenda? La leyenda que dejó su MUERTE.

Durante la función en varios momentos me exasperé mientras ellos emocionadamente cantaban (con su horrible inglés) las canciones de mi ídolo. Para mí era una ocasión solemne. Esto que veíamos en la pantallan eran los ÚLTIMOS MOMENTOS DE UN GENIO TRABAJANDO y ¡ellos se estaban riendo! Para mi era grosero e irrespetuoso y deseé abofetearlos.

Desde entonces -lamentablemente- tengo contacto con estos nuevos “fans” que me exasperan tanto. Que con dos años de buscar en internet noticias de Michael creen saberlo todo, que están acostumbrados a la era digital donde las canciones y videos son fácilmente bajadas gratuitamente y por lo tanto no aprecian EL VALOR DE ARTÍCULOS DE COLECCIÓN de Michael. Ellos que tan igualadamente le llaman “Mike” como si él hubiera sido su cuate y ‘compa’…

Lo siento. Pero no los soporto. Tomará AÑOS antes de que yo los pueda tomar tantito en serio.

Y es que no es lo mismo ser fan del indiscutible que del “autoproclamado” Rey del Pop. No es lo mismo ser fan del mejor artista de todos los tiempos, que ser fan de “Wacko Jacko”… no es lo mismo ver  en TV sus conciertos atestiguando cómo todo mundo los disfrutaba que ver sus juicios donde todo mundo lo atacaba.

¿Dónde estaban ellos cuando él más los necesitaba? ¿Dónde estaba ellos cuando más apoyo se requería?

El 25 de Junio de 2009 esos nuevos “fans” empezaron a conocer a un increíble ARTISTA… pero yo ese mismo día perdí a un HOMBRE extraordinario.

_________________________________________________________ Más

Anuncios

Mi experiencia en Amigos Pro-Animal A.C.

Siempre me han gustado los animales y busco su bienestar. Cuando perdí mi empleo y decidí tomarme un año sabático busqué diferentes actividades en las que podría ocuparme. Una de ellas y la que más me llamó la atención fue ser activista y voluntaria en alguna fundación de protección animal. Busqué en internet y encontré algunos datos, de las 3 asociaciones que encontré en Aguascalientes sólo una seguía activa: Amigos Pro-Animal

Estaba muy contenta y de inmediato me puse en contacto con ellos para ofrecerme como voluntaria. Pasaron al menos dos meses sin que recibiera respuesta alguna, a pesar de que su página de facebook es bastante activa. Al final una voluntaria me contestó y me dijo que ellos se juntaban afuera de catedral todos los sábados para promover los animalitos que tenían en adopción.

Así que muy feliz fui el sábado siguiente a dicho lugar, a unirme a lo que ellos llaman “caminata”. Lo que se me hizo muy, muy curioso desde el principio es que la mayoría de los voluntarios son chavitos. Debo de confesar que me sentí vieja al llegar y ver puros adolescentes ahí con los perros. Pero bueno, yo iba a ayudar así que busqué a la voluntaria que me había hecho el favor de contestarme. Se trataba de una señora de unos 40 años tal vez, que tan sólo en su forma de expresarse de los perritos se veía el amor que les profesaba. Ella me explicó más o menos la dinámica.

Como voluntaria lo que yo debía hacer era: si veía un perrito o gatito callejero, debía recogerlo, llevarlo a mi casa, bañarlo, llevarlo al veterinario, curarlo si tenía heridas y cada sábado llevarlo afuera de catedral con la esperanza de que alguien lo adoptara. Y si no se adoptaba regresarlo a mi casa y hacer lo mismo cada semana hasta que el animalito se adoptara. Todo esto es bajo mi propia responsabilidad y asumiendo todos los costos porque la fundación no te podía apoyar con nada.

Parecía bastante trabajo y bastante inversión, sobre todo considerando que no tenía trabajo y que los ahorros que tenía me debían sostener un año. En fin, decidí meterme en esto y haría mi mejor esfuerzo. Así que de inmediato pregunté por gatitos que necesitaran ayuda. Aunque me gustan los animales en general (a excepción tal vez de los insectos y las ratas), especialmente me encantan los gatos. En ese entonces tenía dos.

Me dijeron que los gatos no los llevaban a las caminatas porque se ponían muy nerviosos pero que en una de las veterinarias “amigas” de la fundación tenían muchísimos.
En fin, ya vería la forma de ayudar a esos gatitos.

Dentro de la semana siguiente recibí por parte de esta misma voluntaria un ‘boletín’ que era un documento en word o pdf donde venían las fotos de los perritos que yo había visto en la caminata más algunos extras. La idea era distribuirlo entre nuestros contactos para ver si a alguien le interesaba adoptar a alguno de ellos. Nuevamente nada de gatos en el boletín.

Me empecé a preguntar cómo es que los gatos se adoptarían si no los llevan a las caminatas, no se incluían en el boletín y ninguna foto de gatos logré encontrar en la página de facebook de la asociación. Lo que pensé es que había cierta discriminación hacia los felinos.
No me sorprendió, por alguna razón en México los gatos no son especialmente populares, pero pensé que la asociación se suponía era Pro-Animal, no Pro-Canina especialmente. En fin, no le tomé mucha importancia y al sábado siguiente fui a la caminata nuevamente.

Esta vez hubo menos voluntarios aún, por lo que pregunté que si había mucha gente involucrada en la asociación y me dijeron que no. Básicamente era el líder Felipe de gesto malencarado TODO el tiempo, una chica delgadita que tiempo después se casó con él (cuando vi las fotos no entendí el porqué), mi amiga la voluntaria que me hizo caso, otro señor alto canoso con lentes con el que mi amiga parecía llevarse muy bien y dos o tres chavitos. Me dijeron: “mucha gente se ofrece como voluntarios, pero después de un tiempo ya no volvemos a saber de ellos”. En ese entonces se me hizo raro. Meses después entendí la razón.

Ese día después de un rotundo fracaso al no poder en adopción a un sólo perro, Felipe nos llama a todos a darnos una mala noticia. La veterinaria X, donde tenían a todos los gatos y a algunos perros no aceptaría más animales. La razón era que “la veterinaria se agarró sacrificando a todos los gatitos que tenía y le había salido muy caro” (por las sustancias que utilizan para dormir), y que “había tratado de dormirlos con otra sustancia diferente que no saliera tan cara y vió que los gatos se retorcían”.

En ese momento mi corazón casi deja de latir. ¿Cómo era posible que durmieran a los gatos si ni la oportunidad de adoptarse les habían dado? ¿Qué no precisamente el fin de la asociación era dar una segunda oportunidad de vida a los animales? ¿Qué demonios hacía yo ahí entonces? ¿Porqué no preguntaron antes si alguien podía apoyar cuidándolos antes de tomar una decisión tan drástica?

¡Estaba yo lívida! La gota que derramó el vaso fue cuando Felipe dijo: “y con los míseros $50 pesos que la gente está donando, no podemos hacer mucho”
¿$50 míseros pesos? ¡Son donaciones! En este país en estos tiempos (y tal vez en todos los tiempos) el que la gente te REGALE dinero debería ser algo que agradecer, no algo en lo que te puedas quejar. Ese mismo momento decidí que no gastaría mi tiempo yendo a las caminatas. Si me necesitaban podían llamarme y yo con gusto apoyaba, pero no iba a ser parte de una asociación mata gatos.

Pasaron así unos meses, yo constantemente entraba a la página de facebook de Amigos Pro-Animal y seguía viendo que no había rastro de gatos por ningún lado.
Eventualmente alguien empezó a hacer comentarios en la página referente a que esa asociación era una farsa y cómo “todo el trabajo lo hacían los voluntarios, mientras que era la asociación quien se levantaba el cuello de lo logrado”, un comentario que, para ser honesta, me pareció muy acertado. En fin, todos empezaron a  comentar, unos a favor, otros en contra. Entonces me di a la tarea de exponer mi descontento con lo sucedido con los gatos y el comentario de los “míseros $50 pesos”.

Al día siguiente recibí un mensaje privado de la asociación diciendo que sentían mucho haberse expresado así de las donaciones y que agradecían todo lo que les daban. Y que por otro lado ellos no eran responsables o tenían el control sobre cómo los veterinarios manejaban sus negocios y establecimientos (respecto a la matanza de gatitos).
Me pregunté entonces cómo es que la asociación tan enfáticamente los recomendaba como “veterinarios amigos”… por si las dudas tomé nota de cuáles veterinarias eran para JAMÁS llevar a mis mascotas ahí.

Debo admitir, que después de mi comentario empecé a ver gatitos en la página, lo que me dio gusto y me animó a empezar a colaborar con ellos otra vez. (Aunque cero caminatas, eso de andar dando volantitos y de paso contaminando la ciudad y boteando para que al final dijeran que era mísero lo que la gente daba, no parecía ser lo mío)

Una de mis primeras ideas y contribuciones fue decirles a los de Amigos Pro-Animal que desde que yo no tenía trabajo estaba vendiendo cosas en internet y había visto que era buen negocio. Bueno, no te haces millonario, pero en mi caso había empezado a vender cosas que no utilizaba y me ganaba unos centavos extra. Cosas como CDs, DVDs, libros que luego andan por ahí estorbando en la casa pero no los queremos tirar porque sabemos que valen algo.

Mi idea era que ya que $50 pesos se les hacían “míseros”, pues había gente que no podía contribuir con más pero a lo mejor tenía un bonche de libros usados y en buena condición en su casa que se pudieran vender en internet y los podía donar.
Sabía que como integrante nueva y no tan activa dado que no iba a las caminatas, podían desconfiar de mis intenciones, pero les dije que no tenían que darme las cosas a mí sino hasta que yo les diera el dinero. A mí no me costaba nada y ya tenía la logística y el método para hacerlo.

Después de días me contestaron que lo pensarían. No hace falta decir que JAMÁS me dieron una respuesta.

Pronto me di cuenta que a APA no le gustra trabajar. A ellos les interesan las donaciones, pero cualquier acción que implique obtener dinero trabajándolo no les agrada.
Desde que entré a APA por primera vez hace poco más de un año no he sabido de ningún evento que no sea BENEFICIENCIA o DONACIONES.
Nada de kermesses, o bazares o vender ropita de mascotas o galletitas o algo. CERO TRABAJO.

En ese entonces estaba de moda el problema del derrame de petróleo en las costas del Golfo de México. Algunos grupos estaba recolectando cabello humano y animal para hacer unas especie de esponjas que absorben el petróleo.
Se me ocurrió que de entre los miles de personas inscritas en la página de facebook de APA varias seguramente sabrían cortar el cabello, y se podría hacer un evento donde esas personas donaran parte de su tiempo y talento y cobraran $10 o $20 pesos el corte y además de juntar cabello para ayudar el derrame de petróleo se juntaba un poco de dinero para los perros y además se promocionaba la asociación. Como ha de suponerse: NADA SE HIZO.

Otra de mis ideas que fue IGNORADA COMPLETAMENTE fue cuando ellos estaban solicitando transportadoras DONADAS. El anuncio decía “las hay desde $300 en Sams”. Yo les dije que en internet vendían unas muy baratas. El punto era que ellos convocaran a las personas y les dijeran que íbamos a traer unas transportadoras desde DF y que costarían $200. Si lográbamos que 5 personas pagaran esos $200 por sus transportadoras, la sexta SERÍA GRATIS PARA APA. El correo ni siquiera me lo contestaron.

Yo tiempo después necesité una transportadora y logré vender 5, yo sola entre mis contactos. Las di a precio de costo, la idea sólo era bajar los costos de envío. Si ellos hubieran aceptado mi propuesta al menos unas 3 trasportadoras GRATIS ya las tendrían. Pero si no eran donadas, ellos no querían nada.

Ya por ese entonces había yo encontrado otras asociaciones más comprometidas y a animalistas independientes con los que estaba colaborando y fue entonces donde me enteré de historias macabras de cómo APA no da cuentas claras de lo que colecta, los voluntarios que estaban cuando yo entré ya no colaboraban con ellos por problemas por el estilo. Sin mencionar los incontables casos donde la gente pedía apoyo, sobre todo médico con respecto a perritos atropellados o maltratados, y eran ignorados.

Los veterinarios “amigos” de APA básicamente dicen que su labor también es un trabajo y que por eso no pueden dar consultas gratis. Y aunque entiendo bien el concepto, hay algo desconsolador en saber que si yo encuentro un perro herido en la calle lo recojo y no tengo dinero para pagar su consulta, no recibirá ayuda médica (y ya me pasó). Por alguna razón es algo que me acongoja. mas que nada porque aunque los medicamentos o radiografías o demás cosas sí cuestan, no sé en qué puede afectar a un veterinario DONAR un poco de su tiempo y conocimientos para ver a un animalito y decir: “Tiene esto, se necesita hacer esto y los medicamentos cuestan tanto”. Y entonces uno se mueve y consigue el dinero. Pero ni eso quieren hacer. El diagnóstico es algo que al parecer es demasiado caro para DONAR.

La última de las malas experiencias con APA fue que hace unos meses había una gatita herida de su pata. Se estaba recabando el dinero para su operación $2600 pesos. Muchas de las personas dijeron que era mucho dinero y que debían buscar otras opiniones. No sé si lo hicieron o si realmente costó eso la operación. No importa, no me interesa. El punto es que la gatita se operó y eso me da gusto.

Al parecer Felipe y su esposa tenían a esta gatita en su casa y la pequeña estaba muy estresada porque ellos tienen perros. Así pues me ofrecí para tenerla conmigo mientras le encontraban hogar. Cabe mencionar que para este entonces yo ya tenía 4 gatos por mi cuenta y 2 perros de hogar temporal. La llevaron a mi casa y aunque los primeros dos días estaba muy nerviosa después se hizo amiga de mis felinos. Le tomé muchísimo cariño. Incluso empecé a considerar en quedármela.

Pero dos semanas después me llamaron diciendo que ya tenían adoptante y que se las llevara, lo cual hice. Ese día no estaba la esposa, sólo Felipe con su cara de pocos amigos. Se la entregué junto con un trastecito para el alimento y agua de la gatita que yo misma adorné con calcomanías de flores y su nombre. Le dije que era para la persona que la adoptó y que si porfavor podría darme los datos del adoptante, pues me había encariñado mucho con la gata y quería seguir en contacto. Me dijo muy dubitatimamente que la gata se iría con alguien de DF y que sí que me mandarían la información. Cosa que no pasó aunque mi petición sigue ahí en la fotito de la gata en su página.

Al día de hoy no sé si realmente la gatita de adoptó o si sólo me la quitaron porque yo tengo contacto con personas que no les son gratas a Felipe (práctica muuuuy común; que te hagan a un lado si no te ciñes al modo de trabajo que ellos quieren, según me han contado). Y si se adoptó no sé si quedó con una buena persona ni nada. Extraño mucho a la gatita y pienso constantemente en ella.

El día de hoy me entero que Felipe está detrás de una propuesta que haría pagar a los propietarios de mascotas una tenencia sobre ellas. Estoy indignada y molesta. Yo gasto gran parte de mi salario en mantener a mis mascotas, a los animales que tengo en hogar temporal y además ayudo a otras personas y asociaciones con gastos relacionados con la actividad animalista. No creo que esto se haga por el bienestar de los animales, mas que por hacer dinero a costa de las personas que SÍ QUEREMOS AYUDAR y que TRABAJAMOS POR ESO.

Hoy retiro TODO mi apoyo a Amigos Pro-Animal A.C. y a Felipe Márquez Muñoz a quien considero una persona FLOJA, NO COMPROMETIDA y OPORTUNISTA.

Ojalá esta propuesta no llegue a nada y en lugar de eso se SANCIONE a las personas que maltratan a los animales. Eso es lo que realmente hace falta.

We Had Him by Maya Angelou

 

Beloveds, now we know that we know nothing,
now that our bright and shining star can slip away from our fingertips
like a puff of summer wind.
Without notice, our dear love can escape our doting embrace.

Sing our songs among the stars and walk our dances across the face of the moon.
In the instant that Michael is gone, we know nothing.
No clocks can tell time. No oceans can rush our tides with the abrupt absence of our treasure.
Though we are many, each of us is achingly alone, piercingly alone.

Only when we confess our confusion can we remember that he was a gift to us and we did have him.
He came to us from the creator, trailing creativity in abundance.
Despite the anguish, his life was sheathed in mother love, family love, and survived and did more than that.
He thrived with passion and compassion, humor and style.

We had him whether we know who he was or did not know, he was ours and we were his.
We had him, beautiful, delighting our eyes.
His hat, aslant over his brow, and took a pose on his toes for all of us.
And we laughed and stomped our feet for him.

We were enchanted with his passion because he held nothing.
He gave us all he had been given.
Today in Tokyo, beneath the Eiffel Tower, in Ghana’s Black Star Square.
In Johannesburg and Pittsburgh, in Birmingham, Alabama, and Birmingham, England; we are missing Michael.

But we do know we had him, and we are the world.

July 7th, 2009.

 

Letanía De Mis Defectos – Pita Amor

Soy vanidosa, déspota, blasfema,
Soberbia, altiva, ingrata, desdeñosa;
pero conservo aún la tez de rosa.

La lumbre del infierno a mí me quema.
Es de cristal cortado mi sistema.
Soy ególatra, fría, tumultuosa.
Me quiebro frágil como mariposa.

Yo misma he construido mi anatema.
Soy perversa, malvada, vengativa.
Es prestada mi sangre y fugitiva.

Mis pensamientos son muy taciturnos.
Mis sueños de pecado son nocturnos.
Soy histérica, loca desquiciada;
pero a la eternidad ya sentenciada.

The Best Fans In The World

Michael Jackson fans are a strange breed. One would be hard-pressed to find another fan community whose object of admiration is the subject of so much unnecessary condemnation.

Over time, Michael Jackson enthusiasts have watched their beloved’s seemingly global idolization transform into apparent worldwide mischaracterization and mistreatment by the press and public alike. Yet, through it all, true Michael Jackson fans have abandoned him not. If anything, the harder Michael’s opponents try to shove him to the depths of despair, the harder his devotees love him.

Michael’s fans have learned well the lesson, as they steadfastly brave the almost daily emotional roller-coaster ride that is a requisite experience of every Jackson supporter: they marvel at his seemingly inexhaustible talents and applaud his victories; they laugh with him in his happiness; weep with him in his sorrow and pray for him in troubled times. Their hearts are warmed when he is embraced, and bleed when he is ill-treated.

Despite the stratospheric highs and seemingly cavernous lows that come with being a Michael Jackson fan, they remain loyal. They, like Michael, refuse to allow naysayers to steal their joy, obstruct their way or shape their opinions. They also refuse to stand idly by as others attempt to deny Michael his rightfully earned legacy. Simply, Michael Jackson’s fans are just like Michael in that, they will not be deterred.

By nature of their calling, Michael’s fans are constantly summoned to put on the full armor, stand on the front lines and fight. Oftentimes with their pen as their sword, the fight alongside and for Michael’s right for humanity. By doing so, they fight for tolerance over prejudice, unconditional love over criticism; knowledge over ignorance, justice over inequality. The battles are never-ending, hard fought and oftentimes mentally and physically exhausting.

Still, rather than surrender or reconcile, Michaels’ fans resist. They resist the desire to abandon Michael when all seems lost. They forsake the notion that theirs is a lost cause. They refuse to throw in the towel and resign themselves to the path of least resistance; which so often involves renouncing their fan support of Michael.

When the going gets tough, with weary minds and heavy hearts, they press on. They press on through Michael’s tribulations and the attacks to which he is subjected. They press on in spite of tire. They press on despite of mockery and question as to why they bother to fight at all for Michael Jackson, a man some deem undeserving of their adoration.

As their efforts to break Jackson himself have continually proved unsuccessful, some Michael Jackson opponents have turned their focus to attempting to disband the fan community by attacking his defenders. Time after time, the press uses condescending, defamatory terms to describe Michael’s fans.

Being referred to as “delusional” and “wacko” is not foreign to Jackson’s supporters. However, Michael’s devotees choose to ignore the juvenile name-calling and taglines bestowed on them by the media. The fans refuse to allow the press to project its negative, inaccurate perception onto them. This is because Michael Jackson fans realize that such terms do not depict their true nature as intelligent, grounded individuals with a healthy admiration for Michael’s music, vision and humanitarianism among other things.

Interestingly enough Michael’s influence is global and thus, so is his fan base. His detractors are under the false impression that his fan base is minuscule. To the contrary, Michael Jackson enthusiasts are nothing but vast and multi-dimensional. They can be found on every continent, one every country worldwide. Michael’s fans transcend racial, age and socioeconomic boundaries.

The fact that Jackson’s fans are so diverse adds to their beauty. Few entertainers, if any, can lay claim to having the type of dynamic and varied fan base of which Michael Jackson can boast.

Simply, Michael Jackson’s fans are a hard act to outshine. Their loyalty, enthusiasm and genuine adoration of their idol is unparalleled by other artist’s fan communities.

However, for all their attributes, when it comes to one particular matter, Michael Jackson’s admiring fans will always be bested: For try as they might, no matter to what infinite degree they say and believe they love Michael Jackson; the King of Pop in true regal fashion, will always say and prove he loves them more…


Ha pasado un año

 

Hola mami,

Ya ha pasado un año desde que te fuiste y aún no lo creo. Yo pensé que no duraría ni un sólo mes, y ya ves, sigo aquí.

Han pasado muchas cosas desde que te marchaste; unas buenas, otras no tanto.

Yo sigo trabajando en el mismo lugar, con la novedad que apenas hace dos meses me enviaron al extranjero. ¿Te acuerdas que era una de las cosas que yo más quería? Bueno, pues estaba aterrada ante la idea porque viajaba sola. Pero lo hice bien y fue una experiencia padre. Sé que será un viaje que no olvidaré nunca, pero mas que nada sé que te habría dado mucho gusto por mí.

Estoy en “entrenamiento” para un mejor puesto en la oficina, aunque siendo honesta no me llama mucho la atención. Tal vez me paguen mejor, pero no me importa demasiado. Si esta oportunidad se hubiera dado hace tiempo, habría servido más. Te hubiera pagado doctores buenos y tú no te habrías preocupado tanto. Pero te alegrará saber que estoy bien en el trabajo y que me llevo bien con la mayoría de mis compañeros.

He hecho algunas cosas: en primer lugar entré a la Universidad de nuevo a terminar la carrera, como tú querías. No sé si me vaya a ayudar mucho el dichoso papelito, pero lo hago por ti. Lo único que lamento es que no estés conmigo el día de mi graduación. Te hubieras sentido muy orgullosa.

Me compré un carrito, ya ves que me insististe mucho. A estas alturas está todo cateado, pero sirve igual. Aunque me ha dado muchos dolores de cabeza.

Cuando te enfermabas en las noches y no podía llevarte al hospital porque no podías caminar, abrí los ojos respecto a que ya era hora de que consiguiera uno. Lamento haberme tardado tanto.

Oscar también entró a estudiar… cosas de la computadora que le gustan a él. Le echa muchas ganas, pero a veces no le alcanza para pagar. No te preocupes, yo le ayudaré. Ya sólo nos tenemos el uno al otro, ¿cierto?… al menos mientras se casa, que puede ser que sea pronto pues él tiene su novia.  Sé que él nunca te lo dijo, pero creo que tú lo sabías por alguna razón. Es una linda muchacha. Creo que la cosa es seria.

Tu nieta Merlina tuvo bebés dos veces; la primera sólo tuvo una gatita ¡y la segunda vez tuvo cinco! A la primera, Nefertiti, la adorarías porque es una cabrona, y te enamorarías de los otros cinco porque están lindísimos… y pensar que alguna vez dijiste que odiabas a los gatos.

Los cuido mucho, como me encargaste, así como a tu casa; aunque sabes que nunca se me ha dado eso de los menesteres del hogar, pero lo intento. Ojalá te hubiera hecho caso antes. Lo siento de verdad.

Poco a poco iré arreglándola y poniéndola bonita. Ya verás.

Mi tía Paty ha estado al pendiente de nosotros, aunque estando tan lejos es un poco difícil. Además ella tiene sus propios problemas. Resulta que Nora y Dany están embarazadas. Después del shock inicial que esto me causó, pienso que saldrán adelante y espero que esto les ayude a unirse como familia. También les ayudaré a ellas como te lo prometí.

Creo que tú amarías a sus bebés porque serían los nietos que yo no te podré dar.

De lo demás creo que sigo igual, con la diferencia que muchas cosas que antes quería o me preocupaban ya no me interesan más.

Durante meses me atormentaba pensando qué había hecho para que las cosas sucedieran así… ahora creo que no se trata de mí. Simplemente necesitabas descansar… trabajaste tanto y lo hiciste todo sola. Sólo hubiera querido tenerte un poco más para regresarte algo de lo mucho que me diste… para que vieras compensados todos tus esfuerzos.

Sé que tú ahora estás bien, pero me haces mucha, mucha falta.

Ha pasado un año y te lloro casi diario; no hay un sólo día en que no piense en ti.

Te ausencia me destruye el alma, tu recuerdo me rompe el corazón, y la única esperanza que tengo es saber que un día me reuniré contigo.

Ha pasado un año y por segunda vez en mi vida no puedo decirte “Feliz Día de las Madres”; pero te aseguro mamá, que desde que te fuiste, todos mis días son 10 de mayo.

Te quiero… siempre.

Tania

Comentarios de una Mujer moderna

Son las 6:00 a.m. El despertador no para de sonar y no tengo fuerzas ni para tirarlo contra la pared. Estoy acabada. No querría tener que ir al trabajo hoy. Quiero quedarme en casa, cocinando, escuchando música, cantando, etc. Si tuviera un perro, lo pasearía por los alrededores. Todo, menos salir de la cama, meter primera y tener que poner el cerebro a funcionar.

ME GUSTARÍA SABER QUIÉN FUE LA BRUJA IMBÉCIL , LA MATRIZ DE LAS FEMINISTAS, QUE TUVO LA PUTA IDEA DE REIVINDICAR LOS DERECHOS DE LA MUJER , Y POR QUÉ HIZO ESO CON NOSOTRAS, QUE NACIMOS DESPUÉS DE ELLA.

Estaba todo tan bien en el tiempo de nuestras abuelas: ellas se pasaban todo el día bordando, intercambiando recetas con sus amigas, enseñándose mutuamente secretos de condimentos, trucos, remedios caseros, leyendo buenos libros de las bibliotecas de sus maridos, decorando la casa, podando árboles, plantando flores, recogiendo legumbres de las huertas y educando a sus hijos. La vida era un gran curso de artesanos, medicina alternativa y cocina.

Y DESPUÉS SE PUSO MEJOR, TENÍAMOS SERVIDUMBRE, EL TELÉFONO, LAS TELENOVELAS, ¡EL INTERNET! CUÁNTAS HORAS DE PAZ NOS TRAJO LA TECNOLOGÍA… Y ¡LAS CHACHAS!.
HASTA QUE VINO UNA PENDEJITA, A LA QUE NO LE GUSTABA EL CORPIÑO, A CONTAMINAR A VARIAS OTRAS REBELDES INCONSECUENTES CON IDEAS RARAS SOBRE “VAMOS A CONQUISTAR NUESTRO ESPACIO”. ¡QUÉ ESPACIO NI QUÉ LA CHINGADA !. ¡Si ya teníamos la casa entera!, todo el PUTO barrio era nuestro, ¡el mundo a nuestros pies!. Teníamos el dominio completo sobre los hombres; ellos dependían de nosotras para comer, vestirse y para hacerse ver bien delante de sus amigos. Y ahora… ¿dónde chingados están?.

¿NUESTRO ESPACIO?. ¡MIS TETAS!. Ahora ellos están confundidos, no saben qué papel desempeñan en la sociedad, HUYEN DE NOSOTRAS COMO EL DIABLO DE LA CRUZ. Ese chistecito, esa puta gracia, acabó llenándonos de deberes. Y lo peor de todo, acabó lanzándonos dentro del calabozo DE LA SOLTERÍA CRONICA AGUDA Y ¡DEL DIVORCIO!.

Antiguamente los casamientos duraban para siempre. ¿Por qué, díganme por qué, un genero que tenía todo lo mejor, que sólo necesitaba ser frágil y dejarse guiar por la vida, comenzó a competir con los machos?. ¿A quién jodidos se le ocurrió?.

MIREN EL TAMAÑO DEL BÍCEPS DE ELLOS Y MIREN EL TAMAÑO DEL NUESTRO. ESTABA MUY CLARO, ¡ESO NO IBA A TERMINAR BIEN!.

No aguanto más ser obligada al ritual diario de estar flaca como una escoba, pero con tetas y culo duritos, para lo cual tengo que matarme en el gimnasio, además de morir de hambre, ponerme hidratantes, antiarrugas, padecer complejo de radiador viejo tomando agua a todas horas, y demás armas para no caer vencida por la vejez, maquillarme impecablemente cada mañana desde la frente al escote, tener el pelo impecable y no atrasarme con las mechas, que las canas son peor que la lepra; elegir bien la ropa, los zapatos y los accesorios, no sea que no esté presentable para esa reunión de trabajo.

No me falta más tener que decidir qué perfume combina con mi pinche humor, ni tener que salir corriendo para quedarme embotellada en el tránsito y tener que resolver la mitad de las cosas por el celular, correr el riesgo de ser asaltada, de morir embestida por un microbús, instalarme todo el día frente a la PC trabajando como una esclava (moderna, claro está), con un teléfono en el oído y resolviendo problemas uno detrás de otro, que, además, ¡ni son mis problemas!.

Todo para salir con los ojos rojos (por el monitor, claro, porque para llorar de amor no hay tiempo). ¡Y mira que teníamos todo resuelto!.

Estamos pagando el precio por estar siempre en forma, sin estrías, depiladas, sonrientes, perfumadas, uñas perfectas, sin hablar del currículum impecable, lleno de diplomas, doctorados y especialidades.
NOS VOLVIMOS “SÚPER MUJERES”… PERO SEGUIMOS GANANDO MENOS QUE ELLOS Y ¡DE TODOS MODOS NOS DAN ORDENES!. ¿QUÉ PEDO?.

¿No era mejor, mucho mejor, seguir tejiendo en la silla mecedora?

¡BASTA!.

Quiero que alguien me abra la puerta para que pueda pasar, que corra la silla cuando me voy a sentar, que me mande flores, cartitas con poesías, que me dé serenatas en la ventana. Si nosotras ya sabíamos que teníamos un cerebro y que lo podíamos usar. ¿Para quééééé había que demostrárselo a ellos?.

Ay, Dios mío, son las 6:30 a. m. y tengo que levantarme… ¡Qué fría está esta solitaria y grandísima cama!. Ahhh… quiero otra vez que mi maridito llegue del trabajo, que se siente en el sofá y me diga: “MI AMOR, ¿NO ME TRAERÍAS UN TEQUILA, POR FAVOR?” o… “¿QUÉ HAY DE CENAR?”; porque descubrí que es mucho mejor servirle una cena casera que atragantarme con un sandwich y una coca-cola mientras termino el trabajo que me traje a casa.

¿Pensáis que estoy ironizando? No, mis queridas colegas, inteligentes, realizadas, liberadas …y abandonadas, ¡PENDEJAS!.

ESTOY HABLANDO MUY SERIAMENTE. ESTOY ABDICANDO DE MI PUESTO DE MUJER MODERNA.
¿ALGUIEN MÁS SE SUMA?

 

Autoría anónima

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes