Nadie quiere ser usado (Osho)

¿Por qué a las mujeres les gusta mostrarse atractivas cuando, al mismo tiempo, rechazan el deseo sexual del hombre?
En esto existe una estrategia política; a la mujer le gusta ser atractiva porque eso le da poder. Cuanto más atractiva es, más poder tiene sobre el hombre. Y ¿a quién no le gusta ser poderoso? Es por el poder por lo que la gente lucha toda la vida.

¿Por qué deseas el dinero? Porque el dinero te da poder. ¿Por qué ambicionas llegar a ser el Primer Ministro o el Presidente de una Nación? Porque te da poder.

La gente va en busca del poder por distintos caminos y a la mujer no se le ha dejado ninguna otra fuente de poderío, mas que su propio cuerpo. Es por esto que la preocupación constante de la mujer es ser cada vez más atractiva.
El hombre nunca se ha preocupado por verse atractivo. ¿Por qué? Porque esto se lo dejó enteramente a la mujer. Para la mujer, el ser atractiva ha sido su única forma de obtener algo de poder. Y como para el hombre han existido tantas otras fuentes de poder, el ser atractivo, le ha parecido un poco afeminado, marica. Eso es sólo para las mujeres. Esto no ha sido siempre así.

En el pasado hubo un tiempo en el que la mujer fue tan libre como el hombre. Y entonces, el hombre sí estuvo interesado en ser tan atractivo como la mujer. Observa a Krishna, sus cuadros con hermosas ropas de seda, con toda clase de adornos, con una flauta, aros en las orejas y con una linda corona de plumas de pavo real. Obsérvalo; ¡y se ve tan hermoso! Y esa fue la época en la que tanto el hombre como la mujer eran absolutamente libres para hacer lo que quisieran.

De pronto, llegó una muy larga y oscura noche en que la mujer fue reprimida. Los curas y los tan ponderados santos fueron los causantes. Tus santos siempre han estado temerosos de la mujer, porque la mujer se ve tan poderosa que puede destruir la santidad del santo en pocos minutos… A causa de estos santos la mujer fue condenada. Tenían miedo de la mujer: y debía ser reprimida. Y al reprimir a la mujer, todas las fuentes de bienestar en la vida, de fluidez, fueron también eliminadas.

La mujer sólo mantiene su poder cuando se coloca delante de ti, como un espejismo, nunca disponible y siempre asequible, tan cerca y tan distante. Sólo entonces es poderosa; y si de pronto cae en tu regazo, todo su poder se terminó. Y una vez que has explotado su sexualidad, una vez que la has usado está perdida, ya no tiene poder sobre ti.
Por esto te atrae y se mantiene distante. Te atrae, te provoca, te seduce, y cuando te acercas a ella, simplemente te dice no.

Esto es simple lógica. Si ella te dice sí, la reduces a un mecanismo; la usas. Nadie quiere ser usado. Este es el otro lado de la misma política de poder.

Ninguna mujer quiere ser usada. Y has estado haciéndolo durante años. El amor se ha convertido en algo muy feo. Debería ser lo más glorioso, pero no lo es; por que el hombre ha estado usando a la mujer y la mujer está resentida, y naturalmente se resiste. No quiere ser reducida a un objeto. Las mujeres continúan pretendiendo que no están interesadas en el sexo, en este sucio sexo, pero tienen tanto interés como tu, sólo que su problema es que no pueden demostrarlo por que de inmediato tú las dejas sin poder y empiezas a usarlas.

Philosophia perenis de Osho

Volumen IV, capítulo 4, 1981

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: